Últimos nombramientos
23/05/2023 / Redacción / / 338 visitas

AseBio presenta el ‘Mapa de capacidades de terapias avanzadas de la industria biotecnológica’ en España

La EMA ha dado luz verde a ocho medicamentos de terapias avanzadas en áreas terapéuticas.

La Asociación Española de Bioempresas (AseBio) presenta por primera vez el “Mapa de capacidades de terapias avanzadas”. Las terapias avanzadas son una nueva generación de medicamentos innovadores basados en genes (terapia génica), células (terapia celular) o tejidos (terapia tisular). Presentan un gran potencial terapéutico ya que permiten tratar enfermedades degenerativas y genéticas, incluso algunos tipos de cáncer, que no pueden ser tratados mediante otro tipo de abordajes, lo que las convierte en piedra angular de los sistemas de salud de vanguardia.

En los últimos 12 años la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha dado luz verde a ocho medicamentos de terapias avanzadas en áreas terapéuticas como la oftalmología, inmunología, hematología, oncología y hepatología.

El desarrollo de terapias avanzadas en España

España se erige como uno de los países de referencia en terapias avanzadas tanto por el nivel de ciencia como por el número de ensayos clínicos, con la mayor actividad en ensayos clínicos en todos los tipos de terapias avanzadas, con más de un centenar por año, tal y como recoge AseBio en su documento de posición sobre terapias avanzadas.

Nuestro país ocupa la quinta posición en número de publicaciones científicas en el ámbito de la terapia celular respecto al PIB, por delante de países como Corea del Sur, Reino Unido o Italia. En los últimos cinco años, España ha aumentado las publicaciones científicas en los tres tipos de terapias avanzadas descritos. 

De los más de 300 socios que forman parte de AseBio, 46 trabajan en el área de las terapias avanzadas. De estos, 12 pertenecen al sector académico y 34 son empresas de biotecnología que desarrollan su actividad en nuestro país.

La terapia celular es la principal terapia avanzada en la que trabajan los socios de AseBio. De estos 46 socios, el 87% trabaja en terapia celular, el 63% en terapia génica y el 47% en terapia tisular. Más del 30% de estas entidades trabajan en las tres áreas de actividad mencionadas.

Pymes y micro pymes, protagonistas de la producción industrial en España

El “Mapa de capacidades de terapias avanzadas” revela cómo la industria ‘biotech’ española está presente en toda la cadena de valor del desarrollo y fabricación de las terapias avanzadas. Los socios académicos de AseBio se focalizan en los procesos de investigación y desarrollo, mientras que las empresas de la asociación, además de estar presentes en las fases iniciales de investigación y desarrollo, también cubren otras actividades como los procesos de fabricación, la transferencia de tecnología, la ingeniería o el almacenamiento y distribución.

Casi el 70% de las más de 30 empresas socias de AseBio que trabajan en terapias avanzadas son pymes y nueve cuentan con plantas de producción industrial en los tres tipos de terapias repartidas a lo largo de todo el territorio nacional. Por comunidades autónomas, País Vasco ocupa la primera posición con la presencia de cinco de estas nueve empresas. Le siguen la Comunidad de Madrid (dos empresas), Navarra y Andalucía (una en cada región).

‘Hay una gran necesidad de inversión’

“La cifra de empresas dedicadas a las terapias avanzadas en España es significativa. Estas compañías se enfrentan a los mismos retos que el resto del sector biotecnológico: crecer, internacionalizarse y digitalizarse. Detrás de estos desafíos está aumentar su productividad y su competitividad en un sector global”, expone Gurutz Linazasoro, CEO de Vive Biotech y líder del Grupo de Trabajo de Terapias Avanzadas de AseBio.

Las enfermedades que son tratadas con terapias avanzadas son globales lo que implica que las compañías españolas “tienen que llegar a todos los rincones del mundo y competir con otras, más grandes y con muchos recursos detrás. Hay una gran necesidad de inversión”, afirma.

“Además, muchas compañías biotecnológicas que se dedican a las terapias avanzadas son start ups surgidas de la academia, por lo que hace falta una colaboración público-privada precoz, intensa y leal. AseBio puede desempeñar un papel relevante en la transferencia de tecnología por conocer el sector académico y el empresarial e industrial. En esto consiste la biotecnología: convertir el conocimiento científico en PIB”, destaca Linazasoro.

Sobre el Mapa valora que “muestra todas las capacidades que existen en nuestro país y que muchas veces son desconocidas y conviene conocer. Un ejemplo son las terapias CAR-T indicadas en enfermedades oncohematológicas y que comienzan su recorrido en instituciones académicas. En este contexto, Vive Biotech podría producir vectores lentivirales para cubrir todas las necesidades de CAR-T del país. En la actualidad estamos produciendo para más de cuarenta proyectos mundiales”, defiende.

“Nuestro país tiene las capacidades, pero necesitamos pensar en los instrumentos y los incentivos para impulsarlas. Estamos en un punto de inflexión para mirar al futuro y sentar las bases de un nuevo sistema de salud, con una apuesta decidida por las inversiones que acompañan a las pequeñas compañías innovadoras y las permitan crecer y consolidarse”, añade Ion Arocena, director general de AseBio.

Las terapias avanzadas en el PERTE para la salud de vanguardia

Las terapias avanzadas se caracterizan por la complejidad de su producción y desarrollo, por lo que requieren de largos plazos desde el momento en el que se descuben hasta que, finalmente, llegan a los pacientes como un fármaco aprobado (hasta 20 años en algunos casos).

Estas terapias ocupan un lugar destacado en el PERTE para la salud de vanguardia como uno de los motores de la transformación del sector de la salud con acciones en las que ciencia, innovación y digitalización vayan de la mano para afrontar los nuevos retos sanitarios.

 

“España se posiciona como una potencia mundial en la generación de conocimiento de terapias avanzadas. Tenemos el reto de construir una salud de vanguardia en la que las terapias avanzadas deben ser un pilar fundamental para proteger y mejorar la salud de las personas”, apunta el, director general de AseBio, Ion Arocena. “Necesitamos aprovechar todo el potencial del sector biotecnológico, incluida su industria, desde la I+D en terapias hasta la producción, fabricación y distribución”, concluye Arocena.

Y ADEMÁS


Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional| miembros de CEDRO