Últimos nombramientos
31/05/2022 / Redacción / / 402 visitas

La privacidad de los datos se garantiza con sistemas robustos en la industria farmacéutica y centros de investigación biomédica

Innovación y seguridad en investigación biomédica: dos caras de la misma moneda

InNorMadrid, junto con el Healthcare Hub de la multinacional tecnológica GMV han congregado en la sede de la Fundación PONS a expertos en el ámbito de la investigación biomédica y de la ciberseguridad en el foro moderado por el periodista Francisco García Cabello: «Innovación y seguridad en investigación biomédica: dos caras de la misma moneda». En él se ha profundizado en la innovación responsable y segura, así como en el papel de las tecnologías digitales en el desarrollo de nuevos fármacos.

En la inauguración del evento, César Hernándezjefe de Dpto. Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, AEMPS declaró que «hay que avanzar hacia una gobernanza transparente del dato en relación a la evaluación de la seguridad y eficacia de ensayos clínicos y nuevos medicamentos». Asimismo, como indicó Isabel García, gerente de Innormadrid, «la inteligencia artificial contribuye a mejorar la investigación clínica y sanitaria, revirtiendo directamente en el bienestar de los pacientes».

En este sentido, la ciberseguridad para la industria farmacéutica es absolutamente clave, puesto que trabaja con información muy sensible relacionada con ensayos clínicos, el desarrollo de nuevos medicamentos, patentes, propiedad intelectual, etc., que sin lugar a duda atraen el interés de los ciberdelincuentes. Como ha señalado Javier Candaujefe del Departamento de Ciberseguridad, CCN-CERT «no hay transformación digital sin ciberseguridad. La vigilancia ante posibles ciberataques ha de ser continua y por defecto. Tenemos que practicar el «zero trust», la confianza cero».

Tecnologías emergentes y ciberseguridad

El Informe «Emerging Technology Trends Survey» de GlobalData destaca la preocupación de los directivos de la industria farmacéutica por este tema. Así, más del 70 % de los encuestados vinculados a la implementación de tecnologías emergentes, priorizarán ámbitos como la ciberseguridad (73 %), las soluciones en la nube (71 %) y el big data (71 %). Los grandes volúmenes de datos que manejan requieren un alto nivel de seguridad asociado con el procesamiento, la transferencia y el almacenamiento de la información.

Efectivamente, resulta difícil para las organizaciones de salud disponer de herramientas que garanticen al 100 % la anonimización de los datos con fines de investigación en colaboración con otras entidades. Como resultado, los datos clínicos de cada episodio de salud residen en los llamados silos de datos. Incluso la realización de investigaciones a nivel internacional puede ser compleja porque las leyes nacionales impiden compartir datos o trasladarlos fuera de los países.

Según afirma Javier Zubietadirector de Marketing y Comunicación de Secure e-Solutions de GMV y experto en ciberseguridad «la IA necesita datos y cuantos más datos se disponga, más eficaces son sus algoritmos. Ahora bien, si los datos no se protegen adecuadamente, el sistema entero o cojea o directamente se cae, sin olvidarnos de la presión regulatoria o legislativa que obliga a unas medidas de protección superiores en el contexto sanitario. Por lo tanto, la ciberseguridad vela por la protección y la privacidad de los datos y actúa como facilitador y palanca de la IA»

Y ADEMÁS


Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional| miembros de CEDRO