Últimos nombramientos
29/09/2023 / Redacción / / 161 visitas

La Sala Blanca de Micro y Nanofabricación del CSIC consigue la certificación de calidad ISO9001

La obtención del certificado ISO9001 es una pieza clave para la mejora continua en los procesos de una organización.

El Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB-CNM, CSIC) recibe un sello de calidad para sus actividades de diseño, desarrollo y producción de dispositivos microelectrónicos en la Sala Blanca de Micro y Nanofabricación gracias al cumplimiento de los requisitos previstos en la norma ISO9001. La entrega del certificado por parte de la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), a la que han asistido Jordi Martín, director de AENOR en Catalunya; y Laura Villar, técnica de desarrollo de negocio, se ha celebrado hoy en el IMB-CNM.

Este certificado es el modelo más utilizado en las relaciones entre cliente y proveedor, nacionales e internacionales, y permite demostrar que el trabajo realizado en la Sala Blanca cumple con la sistematicidad de procedimientos requerida por los clientes.

La concesión de este certificado a la mayor Sala Blanca de I+D+i en micro y nanofabricación a nivel nacional la equipara en calidad a otras salas europeas, como el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología en Portugal (INL) o la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU), e incluso las supera en la ambición del alcance.

La norma ISO9001 representa una garantía de calidad reconocida internacionalmente y suele ser un requisito necesario para que los clientes puedan comercializar sus productos con terceros.

El proyecto de implantación de la norma ha involucrado tres actores interdependientes: el propio centro de investigación, el IMB-CNM; la Sala Banca del IMB-CNM, nodo mayor de la Infraestructura Científica y Técnica Singular (ICTS) distribuida MICRONANOFABS; y la Agrupación de Interés Económico D+T Microelectrónica. El proyecto se ha coordinado a través de un Comité de Calidad creado para este fin.

El comité ha estado formado por la dirección de las tres entidades, el director del IMB-CNM, Luis Fonseca; el director de D+T Microelectrónica A.I.E. Manuel Lozano; y el director de la Sala Blanca, David Quirion. Además, se suman otras tres personas con formación en calidad: la responsable de calidad y mejora continua de la Sala Blanca, Ana Sánchez; el responsable del sistema de gestión de la calidad del Grupo de Transductores Químicos del IMB-CNM, Ferran Vera; y la responsable del nuevo sistema de gestión de la calidad, Daniela Bassignana.

Esta junta se mantiene en funcionamiento para asegurar el mantenimiento del sello de calidad en el tiempo.

Tal y como afirma Daniela Bassignana, esta colaboración “ha sido imprescindible para la clara definición de los procesos estratégicos, operativos y de apoyo del sistema de gestión de la calidad”. Además, hace énfasis en que “otra pieza clave del éxito del proyecto ha sido la implicación y compromiso de las personas que aplicarán la norma en la actividad del día a día”.

Por su parte, el director de AENOR en Cataluña, Jordi Martín, afirma que “la obtención del certificado ISO9001 es una pieza clave para la mejora continua en los procesos de una organización. Respalda su compromiso con las buenas prácticas ante todos sus grupos de interés, mejorando la notoriedad de la organización. Aquellos que quieran ser partícipes de las actividades de diseño o del desarrollo y producción de dispositivos microelectrónicos de la Sala Blanca de Micro y Nanofabricación del IMB-CNM tienen la confianza añadida del sello más reconocido”.

Luis Fonseca añade que conseguir el certificado “es un logro colectivo que supone un gran orgullo y que representa una garantía de calidad de actividades experimentales complejas dentro del centro de investigación”. Puntualiza también que “aunque las actividades relacionadas exclusivamente con la investigación científica no están directamente contempladas dentro del alcance del sistema de gestión de la calidad, estas resultarán beneficiadas por la extensión natural de la praxis de calidad a ámbitos más amplios de operación de la Sala Blanca”.

Manuel Lozano apunta que, de cara a los clientes, “haber conseguido la certificación responde a la creciente necesidad de los mismos de garantizar la calidad, trazabilidad y repetitividad de producción de sus productos”. También, a nivel interno, “refuerza el compromiso que D+T tiene con la mejora constante de la actividad de la Sala Blanca y del IMB-CNM”.

David Quirion, por su parte, comenta que la implantación de la norma “permite a la Sala Blanca del IMB-CNM disponer de un sistema de gestión de reconocimiento internacional”. Además, “ha permitido, entre otras cosas, ordenar y uniformizar procedimientos de control, de mantenimiento y registros de actividades existentes, todo con el fin de dar mejor servicio a los usuarios que utilizan la Sala”.

Este logro ha sido posible gracias a la colaboración existente entre el Grupo de Aplicaciones Biomédicas del IMB-CNM y la empresa INBRAIN Neuroelectronics, la cual ha prestado un inestimable apoyo material. Se ha contado también con la participación de todo el personal de D+T e IMB-CNM, con la Unidad de Calidad e Innovación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a través de su responsable Cristina Casado; y con la consultora ACMS, a través de Bárbara Soler.

Y ADEMÁS


Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional| miembros de CEDRO