Últimos nombramientos
11/09/2023 / Redacción / / 158 visitas

Las UTAs de Wolf, una garantía para ampliar la vida útil del medicamento

Los fabricantes suelen fijar la vida útil del medicamento mediante cálculos de su potencia en condiciones óptimas de almacenamiento

Mantener una temperatura y humedad controladas en el almacenamiento de medicamentos es vital para garantizar su estabilidad y vida útil, fin que se consigue con las unidades de climatización Wolf.

El rango de grados es muy importante porque cuando un producto farmacéutico se almacena a temperaturas demasiado altas o muy bajas, es probable que su estabilidad química se vea afectada y provoque la degradación y la formación de impurezas en el producto.

Por ello, los fabricantes suelen fijar la vida útil del medicamento mediante cálculos de su potencia en condiciones óptimas de almacenamiento (se espera que sea mayor o igual al 90% de la potencia inicial del producto en el momento de su fabricación).

Las temperaturas o humedades extremas o la pérdida de integridad del envase original y la exposición a la luz pueden acortar este periodo de tiempo, pudiendo disminuir su biodisponibilidad.

Rango de temperaturas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los productos farmacéuticos deben almacenarse en un espacio con buena ventilación, sin olores ni luz, con niveles de humedad relativa del 60% o inferiores, y con los intervalos de temperatura publicados por el fabricante de cada medicamento. Las temperaturas generales de almacenamiento oscilan entre los 15 y los 25 grados centígrados.

Cada medicamento tiene un margen de error único en lo que respecta al almacenamiento adecuado de la temperatura, lo que significa que existen directrices estrictas para garantizar que todos los fármacos permanezcan dentro de sus intervalos de temperatura recomendados. Una diferencia de apenas dos grados (Celsius) en la temperatura podría arruinar por completo un determinado producto farmacéutico.

Para asegurar esa vida útil las Unidades de Tratamiento de Aire Wolf (UTAs), con control integrado, posibilitan mantener las condiciones precisas de temperatura y humedad para evitar el deterioro de los productos farmacéuticos. Y su inversión se rentabiliza en poco tiempo.

Una certificación acreditativa conforme a la normativa higiénica VDI 6022 garantiza que las UTAs de Wolf cumplen los más estrictos requisitos de higiene y que han sido auditadas. La compañía cuenta con las unidades KG Top, KG Flex, CKL, CRL, CFL garantizando esta normativa.

Dado que no hay margen para el error, a menudo es más seguro y rentable confiar en un proveedor externo de almacenamiento de estabilidad que garantice el cumplimiento y la precisión totales. Esto no sólo ayudará a mantener la cadena de custodia, sino que también garantizará la existencia de procedimientos de reserva en caso necesario.

Y ADEMÁS


Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional| miembros de CEDRO